Cómo estudiar para un examen: tips y consejos

En general, tener que prepararse para una evaluación no suele ser una tarea sencilla. Entran muchos factores en juego como la capacidad de aprendizaje y los nervios. Pero ¡no desesperes! En esta nota te contaremos cómo estudiar para un examen y veremos los mejores métodos para aprender. Sigue leyendo y pon en práctica estos consejos.

como-estudiar-para-un-examen

Métodos para estudiar mejor

Antes de desarrollar las técnicas para estudiar para un examen, es importante tener en cuenta las diferentes metodologías que puedes incorporar al momento de aprender algún tema en particular. 

Una de las claves fundamentales al momento de formarse en una nueva temática es el tiempo. Así que, planificar con anticipación será de gran ayuda para poder estudiar más eficientemente

Aquí te compartimos algunos de los métodos más efectivos para estudiar mejor. Puedes ir probando de a poco para incorporarlos en tu rutina de estudio. 

Haz una primera lectura superficial 

Una de las cuestiones iniciales que deberías encarar cuando te encuentras con un nuevo texto para estudiar, es realizar una primera lectura superficial. Esto te ayudará a comprender la información de una forma más general ya que no te detendrás en los detalles. Intenta estar en un ambiente sin distracciones para que puedas concentrarte y absorber el contenido . 

Entiende el texto 

Luego de hacer la primera lectura, llega el momento de profundizar sobre el texto. En esta instancia deberías examinar los conceptos que no tengas en claro y buscar información sobre los temas que no conoces. Una vez que tengas una completa comprensión del asunto, puedes anotar las ideas principales y así comprender el objetivo del texto. 

Concéntrate en el estudio 

Una vez que tengas los conceptos en claro y no necesites buscar información para comprender el texto, llega el momento de interiorizar los conceptos. En esta instancia debes saber con precisión cuáles son los puntos más importantes del material. Lee la cantidad de veces que sean necesarias y subraya las ideas principales para poder concentrarte en el estudio. 

Realiza resúmenes del material

Cuando ya tienes el tema estudiado, el siguiente paso consiste en realizar un resumen del material. La idea es hacer una síntesis para que puedas explicar con tus propias palabras lo que has aprendido. De esta forma sabrás si realmente has podido internalizar los conceptos y si los has entendido de verdad.

Utiliza mapas conceptuales

Si te consideras una persona visual, hacer gráficos o mapas conceptuales te ayudará a ordenar la información de una manera más rápida. Con esta metodología podrás organizar los conceptos según su orden de importancia. Además, te servirá para repasar y tener una idea general del tema. 

como-estudiar-para-un-examen

Cómo estudiar para un examen 

Ahora bien, una vez que tengas incorporados los diversos métodos de aprendizaje, llega la hora de estudiar para un examen. 

Es sabido que esta instancia puede ser muy exigente e incluso agotadora para la mayoría de los estudiantes. Sin embargo, con las técnicas adecuadas no tiene por qué ser así. Poder prepararte bien antes de rendir una prueba, hará una gran diferencia al momento de presentarte en el examen. Debes aprovechar tu tiempo e incorporar las metodologías que mejor se adapten a tus necesidades. 

A continuación te compartimos algunos consejos sobre cómo estudiar para un examen, que te ayudarán en tu proceso de aprendizaje

Crea un plan de estudios a tu medida

A la mayoría de los estudiantes les suele ocurrir que empiezan a estudiar a partir de conocer la fecha del examen. Esto es un gran error ya que lo más probable es que no puedas incorporar todos los conocimientos a último momento. 

Es muy importante que consideres el estudio como algo diario. Crea una rutina en los momentos del día que te sean más convenientes y desarrolla un plan de estudios que vaya a la par de lo que se dicta en las clases.

Esto te será de gran ayuda para estar a la par con los temas que verás a lo largo de la cursada. Además, podrás tener una idea más clara sobre los contenidos que entiendes o en los que necesitas reforzar. 

Practica la memoria

En esta instancia ya deberías de comprender todos los conceptos y contar con material de estudio como los resúmenes y mapas conceptuales. Ahora, debes utilizar tu memoria para incorporar y recordar la información. Para ejercitarla puedes recurrir a diversos recursos como:

  • Hacer posibles preguntas sobre el material y redactar las respuestas
  • Contarle a tus compañeros de clase sobre lo que has aprendido
  • Pensar relaciones entre los diferentes temas y autores 
  • Crear asociaciones que te ayuden a memorizar

Además, una buena idea para practicar la memorización es estudiar en grupo. Así podrás intercambiar ideas, puntos de vista y conocimientos de una forma más dinámica y divertida. 

Crea nuevo material de estudio

Si bien los resúmenes nos pueden ayudar a condensar la información, se basan en redactar el mismo texto con nuestras palabras. Otra alternativa que puedes utilizar es crear un nuevo material de estudio a tu medida. En este caso, tienes la posibilidad de elaborar fichas según el tema que estés aprendiendo

Utiliza diferentes colores, estilos de letra o también puedes personalizarlas como prefieras, ¡mientras más interesantes mejor!. Esto te ayudará a retener la información de un modo diferente. Si en el día del examen te trabas con algo, ten en cuenta cómo te han quedado las fichas. Seguramente te será más fácil recordar lo estudiado de esta manera.

Haz simulacros

Piensa alguna de las posibles preguntas que te pueden hacer durante el examen y responde simulando estar en el aula. De esta forma te darás cuenta muy fácilmente si te acuerdas o no sobre el tema en cuestión. Además, si practicas de esta manera puedes cronometrar cuánto tardas en escribir las respuestas y ver cuánto puedes escribir, como también si te sobrará o faltará tiempo el día del examen. 

Ya verás que a medida que vayas implementando estas técnicas, cada vez te resultará más sencillo sentarte a estudiar. Experimenta cada etapa y ¡tómate el tiempo necesario en todas las instancias para lograr optimizar tu tiempo y cerebro!

Si aún quieres conocer otras técnicas de estudio para aprender y no morir en el intento, puedes chequear esta nota

como-estudiar-para-un-examen

Conclusión

A lo largo de la nota pudimos ver las diversas maneras acerca de cómo estudiar para un examen y los métodos para aprender mejor. Este proceso no tiene por qué ser tortuoso si pones en práctica los consejos que te hemos dado. ¡Mucha suerte en tu próxima evaluación! 

Los comentarios están cerrados